Merchandising y Regalos en eventos, enemigos silenciosos de la Economía Circular

Bolígrafos, tarjeteros, blocs de notas, subrayadores, llaveros de mala calidad… destino: la basura. ¿Sostenibilidad?

WhatsApp Image 2018-05-29 at 18.24.28
Cartón, plástico de distintos tipos, acero, aluminio, textil; hasta 8 componentes diferentes en el regalo de asistencia a una conferencia.

Cada día entendemos menos el porqué de estos “regalos” o aparatosas entradas y sistemas de identificación. La Innovación Digital nos permite medir las emisiones exactas de CO2 de un coche a un km de distancia con una cámara, nos permite tomar una medida con precisión milimétrica desde un satélite, y seguimos usando tarjetas de identificación de cartón metidas en una funda de plástico y sujetas al cuello con una cinta de polyester…

¿Por qué no usar identificaciones digitales? y decimos más ¿por qué no usar exclusivamente identificaciones digitales? El Desarrollo Sostenible no solo ha de poner el foco en los agentes mainstream como son las energías renovables, el transporte limpio y la agricultura ecológica, evidentemente que sin esos cambios no podremos alcazar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pero las acciones muy específicas y que a priori parecen de poco calado, pueden generar grandes beneficios para el medioambiente.

Pensad por un momento la cantidad de festivales, congresos, eventos, ferias, etc que se celebran a diario en el mundo, y ahora pensad los cientos de toneladas de plástico que se necesitan para producir los bolígrafos, tarjeteros, identificaciones, etc a diario. La cantidad de tinta (base de petróleo) la cantidad de metal para las pinzas que sujetan las tarjetas, el CO2 generado en su transporte y producción; y  total para qué…

Entrada a un festival
La entrada para un festival. Enviada por correo. Papel, plástico, cartón, goma y textil.

Para que acaben en la basura (todo mezclado por supuesto)

Por Luis Morales

Anuncios

¡Sinergias que enamoran! Caminos sin plástico y CIDEC (¡Apoya su Crowdfunding!)

La semana pasada tuvimos el privilegio de charlar un rato con Clara Zamorano y Mar Greinaldos del proyecto Caminos sin plástico. Caminos sin plástico es una iniciativa ambiciosa y disruptiva a la vez que simple, estos son sus objetivos:

  • REDUCIR: Minimizar el consumo de plásticos en la Escuela de Caminos Canales y Puertos y en el conjunto de la UPM
  • ALTERNATIVAS: Proporcionar opciones limpias para el medio ambiente en vez de utilizar plásticos de un solo uso
  • SENSIBILIZAR: A la comunidad universitaria y ala sociedad del gran problema medioambiental que es el consumo indiscriminado de plásticos

Para ello se plantean hacer frente a varios retos:

  • Eliminar todos los plásticos de un solo uso en la Escuela de Caminos a nivel institucional
  • Sensibilizar a la comunidad universitaria del serio problema que supone el consumo indiscriminado de plásticos

Además cuentan con también con proyectos de cooperación al desarrollo tanto en Costa Rica (Parque Nacional del Corcovado) como en Tailandia (Coral de Koh Tao) Más información aquí.

 

 

Es un proyecto fantástico y que se complemente de maravilla con el Centro de Innovación Universitario CIDEC (Centro de Innovación y Desarrollo para la Economía Circular). Después de la charla la semana pasada se han sentado las bases de lo que podría ser una colaboración muy interesante para ambas iniciativas. Caminos sin plásticos, en su reto de liberar a la Escuela de Ingenieros de Caminos de la UPM de plásticos no reutilizables contará con el CIDEC para gestionar y transformar esos residuos indeseables en materia prima valiosa para la investigación e innovación en Economía Circular e Industria 4.0.

Por ahora solo es un comienzo y una charla informal, pero nos hemos enamorado de la ambición y buena voluntad de la gente que integra Caminos sin plástico y esperamos que en un futuro no muy lejano podamos estar luchando codo con codo por la consecución de los ODS y por el despertar de la UPM.

Lo más importante ¡Caminos sin plástico necesita vuestra ayuda! Tienen un CROWDFUNDING abierto y es necesario que todos colaboremos #thingsthamatters #ceroplásticos

 

¡Échanos una mano compartiendo esta noticia! Regalamos optimismo

 

¡Empezamos a prototipar!

¡Comenzamos a ensuciarnos las manos!

El cubo km 1 es un cubo hecho de 150 g de plástico reciclado y transformado a través de la maquinaria dispuesta en el Workspace de plástico del CIDEC. El hecho de que sean 150g exáctamente está directamente relacionado con la contaminación generada por el transporte en vehículo privado; la cantidad media en peso que genera un coche por km recorrido es de 150 g/CO2.

El objetivo de este producto es visualizar de manera evidente y tangible el gran problema medioambiental que supone un sistema de transporte basado en el vehículo privado. El Cubo Km 1 cuenta también con una comparativa visual sobre la cantidad de CO2 producido por los distintos tipos de transporte urbano (contaminantes) con el propósito de incentivar y motivar a los ciudadanos a usar el transporte público para sus desplazamientos.

Es un producto enfocado a concienciar y a generar un debate sobre la viabilidad de los sistemas actuales de movilidad ciudadana.

plastico

El primer cubo se hará con el plástico (PP) obtenido de transformar tapones de tetrabriks de leche que hemos ido acumulando a lo largo de varias semanas; muchos cafés han sido necesarios para acumular la materia prima ^^.

En primer lugar hemos triturado dichos tapones y posteriormente se fundirán a la temperatura de 200º en un horno de sobremesa, se verterá el plástico fundido en un molde de acero que le confiera la forma de cubo y se presionará mediante un gato hidráulico para conseguir una pieza compacta y sin burbujas. Por último mediante un torno de mano y un bisturí para madera se tallarán los elementos visuales e informativos en los distintos dorsos del cubo.

Compression-imageParte de arriba del cubo(1)

¡Esto marcha!